Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

| 11 junio, 2014 | 0 Comentarios

Cuando nos enteramos de que Nokia iba a preparar un smartphone accesible, con el techo de los 150 euros como precio estimado en formato libre, que traería una pantalla más que aceptable y que, sobre todo, vendría con Windows Phone 8.1 bastante antes de que Microsoft lanzara oficialmente la actualización… nos entró la duda de si conseguirían un móvil tan decente como lo es actualmente el Nokia Lumia 520. No cabe duda de que el fabricante tenía en el punto de mira al usuario que quiere un buen teléfono sin gastarse demasiado, tratando de engancharle a fuerza de que desestime la cada vez mejor gama de entrada en Android. ¿Lo han conseguido? Es turno de averiguarlo entrando de lleno en la review del Nokia Lumia 630.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

Ya os avanzamos que este móvil que tenemos entre manos posee categoría de sobra como para convertirse en un gran compañero de viaje de cualquiera que necesite un smartphone, ya sea para utilizar lo más básico del teléfono como para adentrarse en un uso más intensivo en el que disfrutar de juegos en 3D, de las aplicaciones de productividad más habituales o para sacarle todo el jugo a Windows Phone 8.1. Nokia ha demostrado una capacidad extraordinaria para poner en la calle excelentes teléfonos, y el Nokia Lumia 630 no es una excepción.

Review en vídeo del Nokia Lumia 630

Empecemos por lo gordo: el análisis en vídeo del teléfono. Más de 9 minutos de metraje en el que tratamos de mostrar los puntos fuertes del Nokia Lumia 630 además de los más débiles, enseñando su diseño, su funcionamiento y la excelente integración de Windows Phone 8.1 en un terminal económico y compacto. No os lo perdáis: será el primer punto con el que valorar la compra del smartphone.

El Nokia Lumia 630 por fuera

Empecemos por lo que primero entra por los ojos, que no es otra cosa que el diseño exterior. Éste se muestra limpio y de cortes rectos, manteniendo las esquinas redondeadas mirándolo de frente con un pronunciado biselado si observamos el canto. Con forma de cola de milano, el relieve del Nokia Lumia 630 no proporciona el mejor agarre posible, aunque se ve atenuado en este aspecto negativo gracias a sus dimensiones más o menos contenidas. Al menos si no tenéis las manos demasiado pequeñas, teniendo un tacto ligeramente rugoso para la cara posterior de plástico que se extrae completamente en forma de carcasa. No es precisamente fácil de quitar, pero, al menos, encaja a la perfección en el cuerpo del teléfono ofreciendo sensación de solidez y de calidad.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

El frontal del Nokia Lumia 630 es liso y está ocupado casi en la totalidad por la pantalla, manteniendo marcos generosos y ausentándose los típicos botones capacitativos o hápticos tan propios de Windows Phone. En su lugar, Nokia apuesta por incluir los botones impresos en pantalla siguiendo la estela de Google con sus Nexus con Android, manteniendo el logo del fabricante en la parte superior. Ya lo detallaremos en la parte del hardware, pero también lo destacaremos aquí: el Nokia Lumia 630 carece de sensores de proximidad y de luz ambiental, algo que nos parece destacable en el lado negativo.

El canto biselado del Nokia Lumia 630 provee de la clásica disposición de botones y conectores de Nokia, quedando la entrada de auriculares arriba y la de USB abajo. Los propios botones de volumen y de encendido se quedan en el costado derecho, estando fabricados en plástico del mismo color que la carcasa; que se puede intercambiar cambiándole el color al teléfono. Y algo que echamos mucho en falta: se cae el botón dedicado a la cámara, por lo que tendremos que disparar sólo con la opción en pantalla. Y sin que podamos lanzar la cámara manteniendo apretado el botón de disparo, algo que es tremendamente práctico en casi cualquier Nokia Lumia.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

No es que el Nokia Lumia 630 haga grandes alardes en cuestión de diseño, esa batalla no ha salido a ganarla. Aunque no podemos decir que el aspecto de este smartphone accesible sea malo, porque resulta todo lo contrario. Y con los detalles de color que ya acostumbran en Nokia, ofreciendo una llamativa gama de tonalidades con la opción de cambiarlos variando únicamente la carcasa trasera. Sencillez y efectividad, éstos son dos de las características principales de este móvil; también en lo que respecta a especificaciones de hardware.

Potencia y prestaciones del Nokia Lumia 630

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

Parece que nos repitamos cada vez que analizamos un terminal con Windows Phone, pero os garantizamos que es lo que nos transmite tras haber estado unos días utilizando (o abusando de) el Nokia Lumia 630: no notamos diferencias exageradas de uso con respecto a terminales más caros, quedando equiparados en velocidad y en fluidez a pesar de incluir hardware sensiblemente inferior. Aunque Nokia se caracteriza por mantener la calidad en los componentes principales, manteniendo un procesador Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos y 1,2 GHz de velocidad que es capaz de desempeñar elevando el listón de las prestaciones generales. Como habréis podido comprobar en la vídeo review, el Lumia 630 no se queda muy atrás comparado con la bestia del Nokia Lumia 1520, lo que da a entender el buen funcionamiento del móvil que tenemos en análisis.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

La pantalla echa una de cal y otra de arena al equilibrio del teléfono, ofreciendo un buen tamaño en comparación con el precio (4,5 pulgadas) mientras se queda muy justa de resolución, ofreciendo “sólo” 480×854 píxeles. El panel con IPS y ClearBlack se ve realmente bien, sin que hayamos tenido problemas ni siquiera utilizándolo al aire libre. Su nivel de brillo es bastante alto, aunque, por contra, carece de automatización en dicho nivel, lo que nos obligará a ajustarlo manualmente. Por fortuna, podremos anclar dicho control a la barra de notificaciones, disponiendo también de un ajuste manual de intensidad en la zona de configuración (podremos marcar el nivel medio para adecuarse a nuestro entorno habitual). Mención aparte merecen los botones virtuales en pantalla que, si bien nos parecen muy cómodos, no hacen que Nokia reduzca el inmenso marco inferior en el frontal del teléfono. El tacto de dichos botones no entraña dificultades, pudiéndose ajustar a la orientación y manteniendo ciertas dosis de personalización. Que comentaremos en el apartado de software.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

Ya hemos hablado de que el rendimiento del procesador, unido a la optimización del sistema, consiguen un nivel muy alto en el Nokia Lumia 630, ofreciendo una fluidez y transición entre apps envidiables. Por contra, los 512 MB de memoria RAM se nos antojan demasiado justos para un móvil de estas características, sufriendo la limitación en las continuas recargas al volver al escritorio principal o al movernos entre las apps en segundo plano. No hemos apreciado ralentizaciones más allá de estos puntos, pero sí que resultan algo incómodas. Tampoco la cantidad de almacenamiento interno (8 GB) supone un gran inconveniente, disponiendo de espacio para SD card en el que guardar imágenes o contenido multimedia.

De las conexiones inalámbricas poco podemos decir aparte de reafirmarnos en el equilibrio general: no nos hemos encontrado con problemas de conexión ni utilizando el WiFi ni las redes móviles en 3G, habiendo echado de menos, quizá, la conexión 4G. Por el precio resulta comprensible su carencia, disponiendo próximamente de un modelo superior con esta característica: el Nokia Lumia 635. Bluetooth y A-GPS correctos, con radio FM… Y con algo que hemos encontrado bastante útil: compatibilidad con el sensor de movimiento, por lo que podremos utilizar las apps de monitorización para medir pasos o calorías en segundo plano. Perfecto con Salud y Bienestar, por ejemplo. Y con un sonido muy alto para lo pequeño de su altavoz externo, escuchándose a la legua sin dificultad. Aunque con una calidad de sonido algo pobre en volumen medio/alto, distorsionando gravemente los agudos.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

Entrando dentro del terreno de la captura multimedia… poco nos podemos detener aquí, teniendo el punto más débil de todo el teléfono. Es obvio que un smartphone de 150 euros debe cojear por alguna parte, encontrándonos en el Nokia Lumia 630 con la cámara como principal cojera. No estamos diciendo que sea una cámara mala, porque lo cierto es que nos han sorprendido los resultados en exteriores, pero sí que se queda muy justa para el uso habitual de un teléfono. Con gran iluminación no suele haber muchos problemas, mostrando imágenes suficientemente definidas con un equilibrio de color ajustado. El ruido en las zonas oscuras es algo evidente, siendo flagrante en cuanto desciende un poco la luz. A media claridad apenas podremos usar la cámara del Nokia Lumia 630, arrojando tomas casi a oscuras y muy poco detalladas, Sin que el flash LED pueda ayudarnos ya que carece de él. Y de cámara delantera, algo que echarán de menos aquellos que abusen de los selfies. Por suerte, tendremos acceso a Nokia Cámara, pudiendo aplicar ajustes manuales de exposición o de enfoque con los que mejorar sus carencias de serie.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

Por último, le dedicaremos un apartado especial a la batería. Hemos de decir que ha superado nuestras expectativas, aguantando como una campeona hasta casi dos días de uso moderado. En los primeros días de pruebas, aguantó perfectamente unas diez horas con una sola carga, dándole un uso medianamente intensivo. Y sin que restáramos en servicios, notificaciones o en contador de pasos, que estuvo funcionando en todo momento. Vamos: que la autonomía del Nokia Lumia 630 queda en muy buen puesto, encajando en lo deseable para cualquier smartphone.

Software, aplicaciones y sistema en el Nokia Lumia 630

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

A pesar de que Windows Phone no sea un sistema operativo abonado a las diferencias de software entre los dispositivos que lo integran, sí que existe una gran excepción en este móvil que hoy analizamos, aunque sólo sea momentánea: incluye de serie la última versión de sistema, Windows Phone 8.1. Sería una gran ventaja si se tratase de una exclusividad, pero, al estar ya al caer la actualización oficial, pronto todos los WP 8 subirán a 8.1. Encontrándose con idénticas opciones de software, con las mismas aplicaciones e, incluso, con la misma compatibilidad ante las apps de la Windows Phone Store.

Las novedades que ha traído Windows Phone 8.1 son notorias, habiéndose aplicado la mayor evolución al sistema operativo que hemos visto a lo largo de su historia (descontando el salto de Windows Mobile a Windows Phone). Al menos a nivel gráfico y de interfaz, incluyéndose muchas de las características que los usuarios demandábamos y quedando perfectamente bien implementadas. Barra de notificaciones con las alertas centralizadas de las apps y los imprescindibles accesos rápidos, mayor personalización con la opción de cambiar los fondos de los tiles, posibilidad a la triple columna de tile mediano, mejor control de las conexiones… Muchos cambios estéticos reseñables y otros tantos menores que hacen de Windows Phone 8.1 un serio candidato al podio de los sistemas operativos móviles, viéndose de fábula en el Nokia Lumia 630.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

El terminal que tenemos en review posee todas las apps accesibles de Windows Phone 8.1 (al menos las que sean compatibles con su cantidad de RAM), trayendo de serie las exclusivas de Nokia. Here Drive, Maps, Nokia Música con Mix Radio, Nokia Cámara, Nokia Creative Studio… No hay un pack de software mejor en WP que aquel que viene de serie con los Lumia, teniendo un detalle especial este Nokia Lumia 630: la posibilidad de personalizar los botones de control impresos en pantalla. No es mucho, pero sí que existe la opción de ajustar el color con los tonos de énfasis o permitir que se adapten al color que tenga la aplicación que estemos usando. Esta última opción no es compatible con muchas apps, pero sí que resulta llamativa. Y sin que exista en Android de serie, algo que Microsoft ha mejorado.

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

Un diseño más que aceptable, compacto, con una pantalla generosa, buen equilibrio de hardware y, como hemos visto, todo el software extra y de calidad que aporta Nokia a Windows Phone. ¿Qué más se le puede pedir al Nokia Lumia 630? Que sea perfecto es imposible, porque tiene sus defectos. Como os vamos a resumir ahora.

Opiniones y valoraciones finales

Resulta difícil no encariñarse del Nokia Lumia 630 dejándose arrastrar por su buen funcionamiento general si tenemos en cuenta el precio por el que sale a la venta, habiendo obtenido una muy buena nota por su excelente equilibrio calidad/precio. Aunque es obvio que hay muchos aspectos que no nos gustan y que hemos ido detallando a lo largo de toda la review. El hecho de que no tenga sensor de luz ambiental es un poco incómodo, además del justo aprovechamiento que se le puede sacar a la cámara. El frontal no está demasiado bien aprovechado si tenemos en cuenta que los botones están en pantalla, además que echamos en falta el botón dedicado a cámara o una mejor resolución de la pantalla. Pero claro: por pedir…

Nokia Lumia 630, lo analizamos a fondo en texto y en vídeo HD

No podemos obviar el hecho de que la construcción es excelente y de que no se hace incómodo en las manos. Quizá los cantos sean demasiado rectos y el tacto rugoso de la carcasa posterior dé una sensación extraña, pero, aún así, encaja en el buen aspecto que suelen tener los móviles de Nokia. Además de que el hecho de traer Windows Phone 8.1 de serie es un acierto, encajando perfectamente bien en el móvil y sintiéndose rápido y fluido en todo momento. Aunque hay algo que tener en cuenta: ¿qué ocurrirá cuando esta ventaja que le da el estar actualizado desaparezca cuando se haya propagado dicha actualización al resto de móviles? Lo tendrá bastante difícil para luchar con terminales como el Nokia Lumia 520 o el Nokia Lumia 625. Por más que nos guste la sensación de los botones virtuales.

El Nokia Lumia 630 no debería de dejar indiferente a nadie. Tanto a aquellos que buscan un buen teléfono por poco dinero como a los que esperan un buen rendimiento sin que esté reñida la autonomía. Sí, nos gusta. Mucho. Y no hemos notado diferencias abismales al juntarlo con otros de gama más alta. Por lo que vosotros tampoco las notaréis, quedando como un móvil que no desperdicia ni un solo euro de la inversión que hay que pagar por él.

Sobre el autor ()

Escritor aficionado y profesional del "picateclas", soy un enamorado de los móviles desde que cayó en mis manos un Alcatel One Touch Easy de Airtel hace más de doce años. Adoro Android y ya he tenido cuatro móviles con este sistema. Colaboro en varias páginas más de la red de Bemoob y podéis encontrarme en Twitter (@ivsu), soltando cualquier cosa que se me pase por la cabeza. Y es una amenaza...

Escribe un comentario


Social Media: ¡Síguenos!