Análisis de la compra de la división de móviles de Nokia por Microsoft

| 3 septiembre, 2013 | 0 Comentarios

En un movimiento que ha cogido a todos por sorpresa pero que a su vez era esperado desde hace tiempo el gigante del software Microsoft ha comprado la división de móviles de Nokia según informa en un comunicado oficial que será acompañado de una rueda de prensa.

Un acuerdo de esta magnitud necesita una burocracia de gran calado por lo que no se espera que el acuerdo final se lleve a cabo hasta el primer trimestre de 2014.

No obstante es el mejor momento para hacer una análisis de lo que significa este movimiento no sólo para los dos implicados sino también para el resto de competidores, sobre todo Google y Apple ya que a medio plazo tienen un tercer rival que no debería dejar de vigilar.

Análisis de la compra de la división de móviles de Nokia por Microsoft

Lo que se ha comprado

Lo primero que hay que destacar es que Microsoft no ha comprado la totalidad de la empresa Nokia, sino su división de Servicios y dispositivos. Es lo mismo que hizo Google hace un año con Motorola.

Nokia seguirá manteniendo su negocio de redes y de mapas, si bien estos han sido licenciados a Microsoft para poder ser usado a largo plazo. Durante 10 años Microsoft podrá usar los mapas de Nokia, uno de sus activos de software más valiosos y el único relacionado con la movilidad que mantiene la empresa finlandesa.

El precio que se ha pagado en total es similar al que pagó Microsoft por Skype recientemente. Por la parte de dispositivos y servicios Nokia recibirá 3790 millones de euros y otros 1650 por las patentes, haciendo un total de 5440 millones que serán pagados en efectivo, algo que seguro que los accionistas de la empresa finlandesa valoran positivamente, no en vano las acciones de Nokia han subido un 47% en la bolsa de Helsinki al abrir esta misma mañana.

El caballo de Troya

El caballo de Troya

Cuando Stephen Elop pasó a ser CEO de Nokia muchos vieron en ese movimiento un primer paso para lo que se ha confirmado hoy. Es una estrategia que puede ser positiva para ambas marcas, pero deja el sabor amargo de no haberse hecho directamente como en otras adquisiciones similares.

Ahora que Ballmer ha anunciado su retiro las quinielas para elegir su sucesor verán con más interés a Elop, que podría estar un año como responsable de Servicios y Dispositivos en movilidad y más tarde intentar dirigir toda la empresa.

Los más de 32.000 empleados de Nokia serán ahora parte de Microsoft, incluyendo tanto a los que tienen en Finlandia como en el resto del mundo.

Los motivos de la compra

La propia Microsoft ha dado una serie de motivos en los que explica el porqué de la compra de la división de móviles y servicios de Nokia.

Uno de los principales es bastante obvio. No quieren que Apple y Google se repartan la totalidad del mercado móvil de smartphones a nivel mundial. Para ello necesitan dar una experiencia de primer nivel a los consumidores lo cual lograrán de una forma muchísimo más completa ahora que han adquirido uno de los gigantes de la fabricación de móviles.

Por otro lado está claro que Microsoft no quiero dejar de ganar dinero en un segmento del mercado que dentro de poco moverá más que el de los ordenadores tradicionales. Actualmente la empresa de Redmond gana unos 10 dólares por cada dispositivo con Windows Phone vendido pero tras la adquisición de Nokia podría llegar a ganar hasta 40 por cada uno.

Análisis de la compra de la división de móviles de Nokia por Microsoft

El legado de Ballmer

Parece que Steve Balmer, siempre a la sombra de Bill Gates, no ha querido dejar pasar la oportunidad de intentar dejar un legado reconocible en Microsoft antes de su marcha, anunciada para dentro de 12 meses.

Que la firma americana tenía descuidado el ecosistema móvil era un hecho pero con el lanzamiento de Windows Phone, más tarde el acuerdo con Nokia y ahora su compra parece que puede poner fin a eso, con un futuro claramente más esperanzador que hace muy poco tiempo.

El actual CEO de Microsoft ha declarado:

“Es un gran paso hacia el futuro, una situación ganadora para los empleados, los accionistas y los consumidores de ambas compañías. La combinación de estos grandes equipos juntos acelerará la capacidad y las ganancias de Microsoft en teléfonos, y fortalecerá las oportunidades globales de Microsoft y nuestros socios en toda nuestra familia de dispositivos y servicios.”

“Además de su innovación y fortaleza en los teléfonos en todos los rangos de precio, Nokia trae la capacidad y el talento demostrado en áreas críticas tales como el diseño de hardware e ingeniería, cadena de suministro y gestión de la fabricación y las ventas de hardware, marketing y distribución.”

La marca Nokia

La marca Nokia

Uno de los aspectos menos comentados del acuerdo es que en la venta se incluyen las marcas Lumia y Asha, correspondientes a los smartphones y featured phones de la empresa europea, pero no la marca Nokia, que permanece en Finlandia. No obstante Microsoft podrá usarla en featured phone durante 10 años, si bien no en smartphones.

Eso significa que Microsoft podrá crear smartphones y móviles básicos con los apellidos de las familias actuales pero no usar la marca Nokia en los primeros. Así, es posible que veamos un Microsoft Lumia 1030 o un Microsoft Asha 676, o quizás un Nokia Asha 676 pero no un Nokia Lumia 1030.

Habrá que ver si estas dos marcas tienen el tirón suficiente como para no echar de menos de forma sustancia un nombre que al menos en España fue sinónimo de móvil durante mucho tiempo.

Más cerca de Apple que de Google

Con este movimiento Microsoft se acerca más a la política de Apple en tanto a que controla el hardware y el software de forma muy intensa. Podría decirse que también Google con Motorola, pero la cuota de mercado de la misma en Android no tiene nada que ver con la de Nokia en Windows Phone.

Si Microsoft dejara de licenciar su sistema dejaría un 20% del mercado de Windows Phone fuera. Si lo hiciera Google perdería más del 90%.

Así pues, es posible que Microsoft permita a los demás fabricantes usar su sistema pero serán ellos mismos los que seguramente apuesten por otras opciones como Firefox OS o Jolla para no volverse tan dependientes de Microsoft como lo son ahora de Google.

El futuro del resto de fabricantes

El futuro del resto de fabricantes

Uno de los aspectos más espinosos de esta adquisición es el futuro de la relación de Microsoft como licenciataria de un sistema operativo móvil con los fabricantes que lo quieren, como HTC o Samsung, ahora que Nokia, que tiene el 80% de la cuota de merado del sistema, es propiedad de los de Redmond.

Según el vicepresidente de Microsoft Terry Myerson, “La compra de Nokia ayudará a crear más mercado para Windows Phone, Microsoft y los fabricantes con los que hemos trabajado anteriormente”. La cuestión es si es algo creíble teniendo en cuenta la cantidad de veces que se desmintió que Nokia fuera a ser vendida a Microsoft.

Ahora las dciones de HTC de crear un sistema operativo propio para China o de Samsung por Tizen son más lógicas. No quieren depender de un creador de un sistema que además tiene un fabricante de hardware, ya sea Google con Motorola o Microsoft con Nokia.

El futuro de Windows Phone

El futuro de Windows Phone

Algo que no se ha comentado mucho es que Microsoft también ha comprado la división de dispositivos Asha de Nokia, que están a medio camino entre los móviles sencillos, los featured phones, y los smartphones.

Esto es importante por dos motivos.

En primer lugar este tipo de móviles tiene una gran cuota de mercado en países muy importantes en el futuro de los smartphones como India, donde muchos usuarios no pueden afrontar un smartphone pero sí este tipo de teléfonos.

Por otro lado sirven de plataforma de acceso al sistema ya que no son pocos los que tras usar un Asha pasan a un Windows Phone. Microsoft sabe eso y lo potenciará.

Con respecto a Windows Phone parece claro que Microsoft quiere más control, y si bien Nokia cada vez lo estaba haciendo mejor, ahora que el fabricante es una parte más del coloso americano la posible integración del sistema con el resto de los productos y servicios de Microsoft podría ser espectacular.

No hablamos sólo de XBOX o Skydrive, sino sobre todo de Windows, pudiendo crear un ecosistema mixto móvil ordenador que ni Apple ni Google tienen. El primero porque no apuesta por ello por decisión propia y el segundo porque no puede.

Conclusión

Esta noticia es algo que cambiará el panorama móvil quizás más que la compra de Motorola por parte de Google.

Microsoft tiene una oportunidad única de hacer las cosas realmente bien con la experiencia de uno de los fabricantes de móviles más experimentados del mundo y con un sistema operativo que agrada a público y crítica.

No obstante dependerá de lo que haga la empresa, y Microsoft no deja de ser todo un coloso en el que las decisiones a veces no se toman lo suficientemente rápido. Esperamos que este no sea uno de esos casos.

Sobre el autor ()

Tecnófilo aficionado a los smartphones desde el 2003. En 2009 cofundé la red de bemoob. Podéis encontrarme en Google Plus y en Twitter (@alvarezdelvayo).

Escribe un comentario


Social Media: ¡Síguenos!