Análisis a fondo del Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

| 17 julio, 2013 | 1 Comentario

Nokia sigue con buen pie dentro de Windows Phone, habiendo alcanzado todos los rangos de usuarios con su cada vez más extensa familia Lumia. Desde aquellos que no pueden permitirse el gasto excesivo en un smartphone teniendo en catálogo al económico Nokia Lumia 520 a los que apuestan por un dispositivo que incluya lo mejor en hardware, diseño y materiales, encontrando en el Nokia Lumia 925 al tope de gama exclusivo de los finlandeses. Y precisamente a éste le hemos echado mano hoy, subiéndolo a la mesa de review para averiguar todo lo que puede dar de sí. Y no hay ninguna duda: es un excelente teléfono móvil, de lo mejor que hay actualmente en Windows Phone 8.

No hay medias tintas: el Nokia Lumia 925 es una buena muestra de lo que la compañía es capaz de producir en cuestión de diseño, siguiendo la línea de estética sencilla y rectangular que ya marcara con el Nokia Lumia 820 y con el Nokia Lumia 720, aunque cambiándola en cuestión de materiales y de detalles. Dicho cambio no es tan radical como pudiera pensarse tras la inclusión del aluminio en el cuerpo del teléfono móvil, pero marca la diferencia con respecto a anteriores terminales de la gama, consiguiendo darle un aire de cierto lujo que ya se echaba de menos entre tanto policarbonato. Sin que este material plástico haya abandonado al smartphone, claro, atesorando en el interior unos componentes y características a la altura de los mejores. Pero vayamos por partes, que aquí hay mucho aluminio que moldear.

Diseño

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

El diseño del Nokia Lumia 925

Ya lo hemos remarcado en la entradilla, es una de las principales novedades de este móvil: Nokia apuesta por el aluminio en la construcción, moldeando el cuerpo de este material para resaltarlo en el exterior por todo el contorno del teléfono. Éste se presenta con los bordes muy suavizados, en color metalizado y aparentando un pequeño bloque rectangular, manteniendo las esquinas redondeadas y un diseño rectilíneo muy similar al del Nokia Lumia 820. Dicho aluminio sólo se observa en el propio contorno del smartphone, con unas franjas plásticas arriba y abajo que rompen el diseño uniforme dándole un atractivo peculiar. Algo a destacar del aluminio es su superficie redondeada, facilitando mucho su uso con una mano al no tener ninguna perturbación en la parte inferior. Los dedos se asientan cómodamente aquí, anclándose el micro USB, junto con la bandeja de micro SIM y el jack de auriculares, en la zona superior. Dicha zona queda ligeramente sobre saturada, encontrando un pequeño punto negativo: al quedar el conector USB arriba, el uso del Nokia Lumia 925 cargándose es algo incómodo, debido a que el cable quedará en una posición forzada.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Siguiendo con los componentes anclados al diseño del teléfono, nos encontramos con todos los botones en el costado derecho, algo habitual en los Nokia Lumia. Para el 925 se ha optado por hacerlos también de metal, sobresaliendo del cuerpo en torno a un milímetro y consiguiendo con esto que sean fáciles de localizar con el tacto sin que tampoco queden tan escondidos como en el Nokia Lumia 720. De pulsación segura y satisfactoria, también dispone del botón de cámara con doble posición y arranque de la aplicación con sólo mantenerlo pulsado.

Tras deleitarnos con el excelente diseño del contorno, fabricado casi enteramente en aluminio, observamos una superficie totalmente uniforme en el frontal, siendo ésta de cristal Corning Gorilla Glass 2. Como ya es norma de la casa, el frontal aporta una excelente seguridad en el uso resistiendo casi lo que le echen, con una superficie extremadamente dura y muy difícil de rayar. Además, la pantalla ofrece una sensibilidad al tacto muy alta activándose hasta con elementos diferentes al dedo, pudiendo usar objetos punzantes de metal como puntero sin que su cristal sufra ningún desperfecto. Con un suavizado en los bordes para adaptarse a las curvas del diseño en estas zonas, el frontal del Nokia Lumia 925 es totalmente negro y liso, anclando los tres botones de control en la parte inferior y los sensores en la zona superior. Junto al auricular y al logo de Nokia, elementos inseparables.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Pasando a la parte posterior del teléfono móvil, nos encontramos aquí con un viejo conocido de la gama Nokia Lumia: el policarbonato. Aunque trabajado en esta ocasión de una manera diferente ya que posee un tacto algo cercano a la goma y un acabado mate para toda la superficie, apartando así del diseño el plástico satinado que tan habitual resulta en otros modelos. La cámara de 8.7 megapíxeles se levanta en torno a un par de milímetros del cuerpo, siendo en parte el grosor que se le ha ganado al Nokia Lumia 920 al utilizar el aluminio dentro de los materiales. También se ha ganado en el peso, situándose en unos más manejables 139 gramos. Doble flash LED anclado por encima de la lente, logo de Nokia y de Carl Zeiss grabados en el centro del policarbonato, conector practicado en el cuerpo para disponer de la opción de carga inalámbrica a través de su pertinente funda y altavoz trasero situado en la parta baja de la zona trasera, con una salida algo incómoda a la hora de situar al móvil sobre una superficie plana. Aunque Nokia ha minimizado la atenuación del sonido moldeando dos pequeñas protuberancias a cada lado del altavoz, algo que atenúa ligeramente el problema.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Nokia ha hecho un excelente trabajo con el Nokia Lumia 925. No podemos decir que el resto de teléfonos de su gama alta diera menor sensación de calidad, pero no cabe duda de que el aluminio aporta un toque de cierto lujo con el que un móvil de estas características consigue diferenciarse del resto enteramente plástico, habiendo trabajado el metal para integrarlo dentro del diseño de bordes curvos que presenta el móvil y ganando con ello en ligereza, delgadez y comodidad. A nosotros nos ha parecido una conjunción de elementos digna de alabar, obteniendo una de las mejores sensaciones que un móvil nos ha dejado en las manos. Y estas sensaciones se prolongan a lo largo del resto de puntos que destacaremos en la review, siendo una constante a la hora de analizar el hardware y su funcionamiento. Como veremos a continuación.

Hardware

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Hardware y funcionamiento del Nokia Lumia 925

Tras haber leído el punto anterior, seguro que ha quedado clara una cosa: el Nokia Lumia 925 destaca por su presencia y por la excelente sensación de calidad que deja en las manos, consiguiendo que destaque con un punto de exclusividad sobre el catálogo de Windows Phone 8 en particular y del resto de smartphones en general. Ahora bien: ¿qué ocurre con los componentes internos de este teléfono móvil? ¿Se mantienen a la altura del nivel marcado por el diseño? Bien, era evidente que, leyendo sus especificaciones sobre el papel y teniendo en cuenta los antecedentes de cualquier móvil de gama alta, el uso iba a mantenerse en todo lo alto, ofreciendo la mejor experiencia posible dentro del sistema operativo móvil de Microsoft. Ahora bien: tampoco es muy diferente del mostrado por el Nokia Lumia 920 o por el que analizaremos en posteriores entregas, el Nokia Lumia 720, encontrándonos con uno de sus principales hándicaps: en términos generales, no existe gran diferenciación entre dispositivos Lumia, obteniendo una experiencia demasiado uniforme dentro de Windows Phone 8. Queda claro que resulta muy positivo en las gamas bajas, pero, al tratarse de un smartphone con un precio de 600 euros, el usuario puede encontrar que no obtiene una exclusividad acorde con el alto precio.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Dejemos de lado la uniformidad y vayamos a comentar punto por punto los aspectos de hardware. Empezando por lo primero que llama la atención de cualquier teléfono móvil táctil: su pantalla. Nokia apuesta aquí por un panel AMOLED dentro de sus 4.5 pulgadas y resolución en lo alto de Windows Phone 8: 800X1280 píxeles, ofreciendo una calidad indudable y un mejor equilibrio en la saturación de colores y en los contrastes. Además de tener el mejor brillo de pantalla que hemos disfrutado en un Lumia, siendo posible su utilización bajo la luz del sol de verano sin demasiadas dificultades. Aunque el nivel de brillo automático en Windows Phone sigue sin ajustarse de la forma más óptima, quedándose el manual se queda demasiado corto y teniendo la pantalla otro rasgo heredado de su hermano: la respuesta táctil es excelente, pudiendo utilizarse con muchos objetos, especialmente metálicos. Un ejemplo: usamos sin problemas el Nokia Lumia 925 con su clip para retirar la bandeja de la micro SIM. Y un apunte aquí: la bandeja de la micro Sim no se extrae completamente, por lo que no la forcéis. Y procurad extraerla siempre con el clip adjunto en el embalaje.

Profundizando más en el hardware, nos encontramos con un habitual: el Qualcomm Snapdragon de doble núcleo con el que se nutre todo Windows Phone 8, subiendo hasta la velocidad de reloj máxima dentro del catálogo: 1.5 gHz. Junto a su pertinente GPU Adreno 225, su GB de memoria RAM y sus 16 GB de almacenamiento interno sin posibilidad de tarjeta SD micro. El funcionamiento es excelente en todos los casos, mostrándose fluido y sin interrupciones en los arranques de apps, en el intercambio entre las mismas presentes en segundo plano o en la transiciones de menús, viéndose en todos los casos potenciado por la optimización del sistema. No hay mucho más que decir dentro del rendimiento de la parte destinada al procesado y a la memoria, destacando también la justa duración de la batería de 2000 mAh que, igual que ocurre con el almacenamiento, no se puede cambiar al estar dentro de un diseño compacto y sin partes móviles.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

El Nokia Lumia 925 viene de serie con LTE además de con el resto de redes móviles habituales y con su pertinente WiFi a/b/g/n de doble banda con el que completar las conexiones de datos, trayendo también NFC, Bluetooth 3.0, A-GPS con GLONASS o sistema de mejora para el audio Dolby que, como es habitual, posee compatibilidad sólo con auriculares con cable. También posee gran volumen para el altavoz trasero y muy buena calidad en el sonido, sin encontrarnos con excesivas distorsiones cuando subimos dicho volumen. El sonido al exterior se encuentra empañado ligeramente por el diseño de su salida casi al mismo nivel del cuerpo del teléfono; aunque las dos pequeñas protuberancias ayudan a paliar ligeramente el problema, como ya hemos comentado en el apartado de diseño.

Con el Nokia Lumia 925 nos encontramos ante la evolución lógica del anterior Lumia 920 integrando alguna mejora dentro del hardware, aportando el excelente cuerpo mezcla de aluminio y policarbonato y, como veremos a continuación, añadiendo pellizcos de software gracias a adelantarse a la siguiente versión de Windows Phone 8 con mejoras en las apps de cámara. No creemos que estas ventajas mínimas basten para mudarse de su hermano a la nueva generación (con el problema añadido de que también tendremos que decidirnos entre el Nokia Lumia 1020, los finlandeses han apretado en exceso la gama alta), pero, no obstante, es indudable que sus sensaciones son más acordes con el tope de gama al que representa, brindando un funcionamiento a la altura de los mejores. Sobre todo en el campo de la fotografía móvil, convirtiéndose en uno de los reyes de las tomas a baja luz.

Cámara

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Cámara y captura multimedia en el Nokia Lumia 925

No podemos hablar de la captura multimedia en el Nokia Lumia 925 sin hacer referencia a los adjetivos grandilocuentes ya que, mejorando el ya de por sí excelente comportamiento del Nokia Lumia 920, los finlandeses han conseguido unos resultados a la altura del diseño en aluminio de este teléfono móvil, obteniéndose fotografías y vídeos que son capaces de sorprender hasta a los usuarios profesionales. No queremos decir que vaya a acabar con las compactas avanzadas, pero sí que obtiene la suficiente versatilidad como para convertirse en una referencia de bolsillo. Tanto en la toma de fotografías como en la captura de vídeo, Nokia ha hecho más énfasis si cabe en ambos terrenos.

Empezando por los datos puros y duros, nos encontramos en el Nokia Lumia 925 con un sensor de 8,7 megapíxeles con 26 milímetros de tamaño y apertura f2.0 para el obturador, aumentando la cantidad de luz con la que podremos enriquecer la calidad de nuestras fotografías gracias a incluir el célebre sistema de estabilización mecánico ya visto en el Nokia Lumia 920. Aunque ahora se le ha añadido una nueva lente hasta completar el juego de seis incluidas en la cámara con óptica Carl Zeiss (ZEISS a partir de la siguiente generación). Se nota una mayor nitidez en el contorno de los objetos retratados habiéndose casi eliminado el inconveniente de encontrarnos con fotos borrosas, aunque deberemos de estar al tanto en los entornos poco iluminados: el pulso ha de ser muy firme, obteniendo excelentes resultados incluso a muy baja luz (casi penumbra). El Nokia Lumia 925 sigue haciendo especial énfasis en el campo de la baja iluminación, siendo el terreno donde mejores resultados obtiene. Aunque con iluminación natural no se queda corto, ofreciendo colores igual de naturales y de gran riqueza, sin que acuse de excesiva saturación o sobre exposición. Los ajustes automáticos se encargan en todo momento de obtener fotos de gran calidad, aunque echamos de menos una interfaz que nos dé mayor control sobre estos valores. Esto se paliará en parte con la próxima llegada de Pro Cam (que la recibirá del Nokia Lumia 1020 en próximas actualizaciones), disponiendo ya de una app que trata de añadir más opciones al terreno de la fotografía: Smart Cam.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Smart Cam es una aplicación aparte de la propia de cámara presente en todos los Windows Phone 8 con la que podremos realizar cuatro ajustes a una serie de tomas realizadas en serie. Deberemos de arrancarla por separado y tomar una ráfaga automática con ella (lanza 10 fotos en un intervalo de pocos segundos, debiendo de tener muy firme el pulso), pudiendo editarlas después si pulsamos sobre el mensaje de la aplicación que nos aparece al visualizar las tomas guardadas en el álbum. Podremos escoger la mejor foto de entre la serie, realizar una secuencia de movimiento dentro de una única imagen, seleccionar los mejores rostros del grupo actuando sobre los individuos por separado y, además, seremos capaces de eliminar objetos que se hayan interpuesto en nuestra captura. Todo de forma sencilla, aunque el proceso puede ser algo lento.

Aquí tenéis unas muestras de fotografías tomadas con el Nokia Lumia 925. Algunas hechas también con la aplicación Smart Cam. Si queréis descargarlas a la máxima resolución, el Zip con el pack está en este enlace.

muestra-peq-8muestra-peq-7muestra-peq-6muestra-peq-5

 

muestra-peq-4muestra-peq-3muestra-peq-2muestra-peq-1

Y hablando de la grabación de vídeo, nuestro móvil en análisis muestra una gran baza: el estabilizador mecánico. Como ya ocurriera con los hermanos de gama con los que comparte el “9” (además del 1020, claro), la toma de vídeos aumenta exponencialmente de calidad gracias a la minimización de los “temblequeos” en la grabación, obteniendo secuencias muy fluidas que, en ocasiones, rivalizan con una “steady cam”. Siempre a nivel amateur, por supuesto, aunque no hay duda de que la calidad de los vídeos en el Nokia Lumia 925 pasa a veces por semi profesional. 1080p y 30 fps son sus mejores números, obteniendo secuencias bien iluminadas, de colores naturales y con la animación sin cortes ni saltos, con grandes resultados en la mayoría de ocasiones.

El Nokia Lumia 925 se comporta muy bien en el terreno de la fotografía y grabación de vídeo, consiguiendo resultados automáticos de gran calidad. Smart Cam le da un punto de retoque extra que se agradece en un móvil de sus características, aunque seguimos pensando que la aplicación principal de cámara de Windows Phone deja mucho que desear. En ella podremos variar la ISO hasta forzarla a 3200, por ejemplo, siendo uno de los pocos puntos distintivos. Aunque el software no empaña a la calidad de la lente, del sensor y de su estabilizador: sus 8.7 megapíxeles delanteros dan mucho de sí. Y también tendremos una cámara delantera de 1.3 megapíxeles, apta para las labores de comunicación con vídeo más habituales. Con opción a grabar vídeo en 720p y 30 fps.

Software

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Software y programas del Nokia Lumia 925

Éste es un apartado que tampoco merece demasiada atención, es algo que ya nos habéis leído en otras ocasiones. No porque este smartphone no disponga de una buena capa de apps, que las tiene y muy buenas, sino por la escasa diferenciación que posee Windows Phone 8. Y dentro de los Lumia, Nokia tampoco ha apostado por diferenciarse, siendo un punto positivo para terminales de gama más baja como el Nokia Lumia 520 y algo negativo para el Nokia Lumia 925. Acceso a la zona de los finlandeses dentro de la Store con apps exclusivas para la gama que nos ocupa teniendo a todas las variantes de Here además de a Nokia Música (con Mix Radio y sus listas de música gratuitas, que es uno de los aspectos que más merecen la pena), incluyendo aplicaciones de cámara exclusivas además de juegos que Nokia consigue distribuir antes entre sus smartphones. Así, sus móviles tienen acceso al mejor catálogo de Windows Phone 8, que empieza a ser bastante grande. Aunque aún se quede lejos de Android o iOS, que siempre serán los objetivos con los que, inevitablemente, se va a comparar al Nokia Lumia 925.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Baldosas redimensionables, Rincón infantil, widgets en la pantalla de bloqueo, opciones de NFC, Dolby para la mejora del sonido por software… Aunque aquí nos encontramos con algunos puntos que sí son exclusivos del Nokia Lumia 925 y sobre los que ya hemos hecho hincapié anteriormente. Uno es el reloj en pantalla cuando lo bloqueamos, pudiendo encender la misma con sólo darle un doble toque. También tenemos (por fin) la radio FM de vuelta, siendo uno de los puntos con los que destacará la próxima actualización Amber. También tenemos a Smart Cam, la app con la que nos hemos deleitado en el apartado de cámara y que acabará llegando a los Nokia Lumia 920, 925 y 928.

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Windows Phone 8 sigue siendo una excelente opción para todos los usuarios de smartphones en la que ya pululan la mayor parte de las aplicaciones populares multiplataforma. No es que el Nokia Lumia 925 vaya a sacar mejor rendimiento utilizando Whatsapp, Line o similares, pero sí que aporta una pantalla lo suficientemente grande como para ejecutar sin problemas estas apps y poder usarlas cómodamente, algo a lo que hay que sumar la optimización propia del sistema y que, gracias al excelente hardware incluido en el smartphone, aquí se mueven como la seda. Sigue siendo una lástima la escasa diferenciación posible a nivel de software entre unos y otros, aunque podemos decir que, gracias a incluir aspectos como el GB de memoria RAM, la cámara delantera, NFC o LTE, podremos abarcar todo el espectro posible de apps sin que ninguna se niegue a arrancar en el dispositivo. Y saber que tenemos el mejor teléfono posible con el que usar su sistema operativo es una garantía.

Vídeo HD

Análisis en vídeo HD del Nokia Lumia 925

Ha llegado el momento de enfrentar al teléfono que tenemos hoy en nuestra mesa de análisis contra la prueba más concluyente de todas las que podemos hacerle: la vídeo review. Aquí no hay matices: todos los teléfonos se comportan en vivo y en directo tal y como son, ofreciendo ante la cámara todo lo mejor de sí. Y también lo peor, que no hay ningún teléfono que sea perfecto. ¿Os apetece ver al Nokia Lumia 925 en movimiento? Pues aquí lo tenéis.

Conclusiones

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

Conclusiones y valoraciones finales

Nokia lo ha hecho francamente bien con su penúltimo móvil con Windows Phone 8, situando un teléfono en la gama alta con un aspecto, diseño y materiales que lo hacen pertenecer por derecho propio a este segmento. No hay medias tintas: si se es aficionado a la telefonía móvil, independientemente del sistema operativo al que se pertenezca en cuestión de gustos, uno se enamora del Nokia Lumia 925 a simple vista, encontrando en sus curvas, sus líneas rectas, en sus dimensiones contenidas y en todo el mimo por incluir dentro de un mismo teléfono la experiencia de una marca clave dentro de la telefonía móvil, un equilibrio que se mantiene en todo momento en lo más arriba del podio. Aunque claro, Windows Phone 8 no es plato para todos, y seguramente haya quien encuentre en este aspecto la mayor excusa para no adentrarse en el terreno del sistema operativo en general y del Lumia 925 en particular. Pero hay algo claro: la experiencia smartphone es plena con este dispositivo, rayando casi la perfección si nos fijamos en puntos clave tan importantes como la fotografía móvil. Aunque claro, a muchos no les interesará comprarse un teléfono de estas características sólo por su diseño y por la cámara…

Análisis a fondo el Nokia Lumia 925 con review en vídeo HD

No se puede decir que la batería del Nokia Lumia 925 sea la mejor disponible, pero sí que se sitúa en el rendimiento general de lo que vienen a ser los smartphones. 2000 mAh de capacidad y la imposibilidad de reemplazarse, obteniéndose un uso correcto y bastante aguante en Stand By sin demasiadas notificaciones. Podemos estimar que se “pule” un 10 % de batería cada 35-40 minutos con una utilización algo exhaustiva, bajando mucho la autonomía si consultamos la pantalla en exteriores y a la luz del día. O si abusamos del uso de juegos y apps que demanden potencia, claro, encontrándonos que puede agotarse la batería en torno a las 5 horas. Aunque con una buena gestión durará una jornada de trabajo sin mayores problemas, pero no conviene confiarse en exceso. En Stand By seguramente aguante un par de días (si no tiene demasiadas notificaciones activas).

No lo podemos negar: nos gusta mucho el buen hacer de Nokia con su gama Lumia, sobre todo en las gamas más bajas donde es capaz de brindar lo mejor de un smartphone a un precio bastante contenido. Evidentemente, un teléfono móvil de la talla del Nokia Lumia 925 no puede resultar económico, aunque, por la calidad de los materiales y por sus acabados o rendimiento de la cámara, uno no se ve defraudado por el dispendio que supone su compra. Si tenéis los 600 euros de media que vale actualmente, y os gusta Windows Phone 8, no hay ninguna duda de que os va a enamorar este smartphone. Y si no os gusta el sistema operativo de Microsoft, quizá debáis darle una oportunidad. El Nokia Lumia 925 convence hasta a los más escépticos.

Sobre el autor ()

Escritor aficionado y profesional del "picateclas", soy un enamorado de los móviles desde que cayó en mis manos un Alcatel One Touch Easy de Airtel hace más de doce años. Adoro Android y ya he tenido cuatro móviles con este sistema. Colaboro en varias páginas más de la red de Bemoob y podéis encontrarme en Twitter (@ivsu), soltando cualquier cosa que se me pase por la cabeza. Y es una amenaza...

Comentarios (1)

  1. Rafael Rodriguez dice:

    He bloqueado un wassup después lo he eliminado pero desearia saber ¿donde se guarda el audio de este wassup en el móvil?.
    Tengo un nokia lumia 900 con windows phone

Escribe un comentario


Social Media: ¡Síguenos!